La fachada ventilada es un sistema constructivo de cerramiento exterior que se basa en la idea de una cámara de aire abierta entre el revestimiento exterior del edificio y su cerramiento, permitiendo la ventilación continua en el interior de la cámara.

La fachada ventilada se compone de una subestructura de aluminio a la que se anclan las planchas del revestimiento exterior elegido. Además se suele colocar una capa aislante sobre el cerramiento, para mejorar las características térmicas del edificio.

Existen multitud de materiales en los que ejecutar una fachada ventilada: Granito, Caliza, Travertino, Lámina porcelánica, Superficie ultracompacta, panel compacto de resina fenólica (Trespa), Panel de hormigón, porcelánico extruido,...

VENTAJAS

· Ahorro energético.

· Mejores condiciones térmicas y acústicas.

· Solución de problemas de humedad y condensación.

· Fácil mantenimiento.

· (En rehabilitación) Se elimina el riesgo de desprendimientos.

· (En rehabilitación) Renovación estética del edificio y revaloración del edificio.


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted